POESÍA: Retrasos de San Valentín


swallow's_nest

La Poesía, en algunos casos, nos revela mucho más por lo que oculta que por lo que sugiere, este poema de Leonardo Bolaños, teñido de elementos fantásticos, nos ofrece un interesante viaje hacia profundidades que lindan entre lo absurdo y lo sorprendente, disfrutad.

Retrasos de San valentín.

Sin saber entonar una melodía de asesino llego al castillo.

El castillo de muros de sonidos desafinadas por escaleras de sonidos de escombros, a pasos ligeros por corredores de conversaciones con demonios.

Adoquines de escamas… arquitectura de musgo.

Telarañas de algas… como vestimentas, ondea sus faldas de esponjas de mar…,

Lunares de petróleo en la piel de babosa…, ojos de malagua…,

Sortijas de crustáceos que caminan por los dedos de colas de caballitos de mar…

Estacas de pesca oxidadas le hacen sus huesos…

20 ganchos de pescar se incrustan en sus espaldas de caparazones de tortugas de mar… arrastrando los hilos rotos como tentáculos……..

Chorreando tinta de pulpo de los caparazones por cada gancho de pesca de hilo negro…….

Voz de lobo cosmopolita de las lenguas de mar…

Y un corazón de caracol parsimonioso enroscado en su pecho latiendo por eternidad…..

retumban las erupciones de nubes de sal de su boca al escupir…, cabellos largos de barros anchos diluyéndose sus puntas: pequeñas figuras amorfas en el fondo del mar al avanzar: El Rey Pescador…

Casa capullo de seda

Fantasía futuro atorado de venas

Río llévate mis fluidos

No tengo Nada, la soledad, tal vez, es querida

Pero ya es una parte mía

“Ja Ja Risas de Columpio” que se mantienen enroscadas a las raíces del no-árbol reverberan en el pasto.

Tomo un vaso de agua con pastillas de agua disueltas en el agua. Y las tomo a tantas cantidades que regaré la plaza del Water.

Qué sabroso húmedo

qué rico mojado

qué extraordinario marea

Me siento desnudo bajo arena cortante llevándose pedazos de mi piel, comiendo fotografías de Hitler en un plato de lentejas de arcilla blanca, hay mucho viento que no puedo abrir mis ojos.

Arriba se ve un buitre echo de papel de periódicos de todas las semanas, de todas las semanas que han existido, su pico se alarga en el tiempo con terribles noticias por delante, y el cielo es cartón de cajas de televisión que a paso del tiempo se van desPrendiendo lentamente estos cartones en el cielo pegados con gomas… caen gomas y gotas grasientas de color que se divide en rojos y rosados y guindas y lilas y malvas que se separan por grasa (y lluvia de color nicotina y violetas) y aceite de flores borrosas en la arena…, yo la puedo sentir y me pego la piel cortada en sus heridas, en sus hombros, en sus nalgas y entonces veo un cubo de orina pálida INMENSO y también veo el peso de una estrella sobre mi hombro y contemplo el mar de hojas de metal navaja se aproxima hacia mi y me salpicará puntas, me desprenderé, metalurgia, epilepsia de balas de plomo en los huevos salpicados de carnes y me arrancará y me arrancará y cuando grite por el dolor (sin acabar).

Por Leonardo Bolaños

Imagen:  The romantic “Swallow’s Nest” castle on the Aurora cliffs of cape Ai-Todor por Vyachislav Argenberg

Anuncios